GROUPON.com.ar

«

»

oct 08

Tratamiento para la Fibrosis Quística

¿Cuál es el tratamiento para la Fibrosis Quística?.

No existe actualmente una cura definitiva para la Fibrosis Quística. Una posible cura sería administrar terapia génica a una edad temprana, pero esta terapia aun no se ha desarrollado.

El gen que causa la fibrosis quística ha sido identificado, por lo que existe esperanzas de que los conocimientos sobre la enfermedad aumentarán en el futuro.

El tratamiento puede incluir:

El control de los problemas que causa la obstrucción de los pulmones mediante:

Fisioterapia.

Ejercicios para expulsar mucosidades, estimular la tos y mejorar el estado físico general.

Medicamentos para reducir el moco y respirar mejor.

Control de los problemas digestivos, que puede incluir lo siguiente:

Alimentación adecuada.

Enzimas pancreáticas que ayudan en la digestión.

Complementos vitamínico.

Tratamiento para las obstrucciones intestinales.

Con la ingesta de alimentos hay que añadir preparados (enzimas pancreáticos) en forma de polvo en los lactantes y cápsulas en los adultos.

¿Cuales son los factores clínicos a tener en cuenta?.

Edad.

Severidad de la capacidad respiratoria.

Tabaco.

Terapia concomitante.

Presencia de otras enfermedades asociadas.

Desarrollo del programa de rehabilitación.

Las actividades a desarrollar puede ser de dos tipos:

Actividades individuales: apoyo nutricional en el paciente obeso, psicológico en el deprimido, etc.

Actividades de grupo: sesiones educativas y de apoyo psicológico; es importante que la persona afectada pueda compartir con otras personas con su misma enfermedad todas sus experiencias. Algunas personas con compromiso severo, sólo podrán realizar actividades individuales.

Medicina alternativa:

Los tratamientos alternativos no deben ser sustitutivos del aconsejado por su médico.

Las terapias alternativas incluyen la acupuntura, aromaterapia, naturopatía, homeopatía, iridología, medicina macrobiótica, reflexología, técnicas de relajación, yoga, medicina tradicional china, hipnosis, masajes, etc.

Hierbas:

Ciertos remedios herbarios puede ofrecer algunas ventajas para calmar algunos síntomas:

Para que el moco sea más fluido: mezclar a partes iguales de 4 a 6 de las siguientes hierbas: Tomillo, tabaco indio , anís (Anisum Pimpinella), hisopo, raíz de regaliz y romero. De 20 a 60 gotas 2 – 4 veces al día.

Para estimular el páncreas: mezclar a partes iguales: Iris versicolor, diente de león (Taraxacum officinalis) y Chionantus virginicus: 10 a 15 gotas en agua caliente antes de las comidas.

Para la infección aguda: combinar a partes iguales: Echinacea purpurea, Hidrastis canadensis, tomillo, Índigo silvestre y Helenium de Inula, con 15 gotas de Pimiento Annuum; 20 a 30 gotas cada 3 a 4 horas.

Homeopatía:

Un homeópata experimentado puede prescribir un tratamiento especialmente diseñado.

Algunos de los remedios más utilizados son los siguientes:

Antimonium, por tos seca.

Vegetabilis

Laurocerasus.

Acupuntura:

Para estimular la función respiratoria y realzar la inmunidad.

Masajes:

Puede favorecer la expulsión de los mocos.

Artículos que te pueden interesar

Fibrosis Quística

Deja un comentario