GROUPON.com.ar

«

»

ene 14

Existe la felicidad

La felicidad está hecha de pequeños momentos, ¿qué es entonces el resto del tiempo?, ¿la infelicidad más terrible?, ¿la rutina más agobiante?.

Existen momentos fuertes y elevados de mucha felicidad; el resto del tiempo, que no necesita llegar a esos picos, debe ser de intensa armonía.

Los seres divinos que nos acompañan y enseñan en este camino de despertar espiritual, nos reclaman que seamos felices siempre, todo el tiempo y en cualquier circunstancia.

Esa es la única alternativa real: la felicidad es nada más que estar consciente de quiénes somos. Consciente de tu divinidad. Saberte destinado a la plenitud.

Nos merecemos ser felices ya que la felicidad es nuestro destino, la felicidad es nuestra naturaleza, la felicidad es nuestra obligación, la felicidad nos llama permanentemente.

Sai Baba dice que el significado interno de la permanente búsqueda de la felicidad reside en que la naturaleza misma del hombre es dicha.

Somos encarnaciones de la felicidad. Si un hombre se siente feliz es simplemente porque se trata de su condición natural.

La felicidad siempre estuvo en nosotros y ya es el momento de recuperarla.

Pero ¡ya!.

La vida se te va en un minuto, o en un minuto te la ganás para siempre. Nadie es responsable de tu felicidad o de tu infelicidad, sólo vos sos responsable de lo que pasa en tu vida .

Este es el momento justo.

Atrévete a dar el primer paso. Deja de mirar para afuera y pregúntate:

¿Quiero realmente ser feliz?.

¿Estoy preparado para dar los pasos que conducen a la felicidad?.

¿Soy capaz de tomar esa bendita decisión, esa temible decisión que es SER FELIZ?.

La verdadera causa del sufrimiento es la ignorancia”. Sai Baba

Es el momento de salir de la ignorancia, al autoconocimiento, de la oscuridad a la luz, de la enfermedad a la salud y de la muerte a la inmortalidad.

Descubrir realmente quienes somos, es la salida del velo ilusorio con que estábamos viviendo. Si hubiera una prisión, que fuera más terrible que cualquier otra prisión en el mundo esa sería la prisión del pensamiento.

Si hubiera un muro, que fuera el más difícil de sobrepasar en el mundo, ese sería el muro de las ideas fijas.

La mente con sus dogmas, sus creencias tan firmes, causan un rechazo y una resistencia a lo diferente, nos han tenido prisioneros vida tras vida, es el momento de romper esas cadenas de los pensamientos mundanos, que solo buscan una satisfacción efímera para el ego, y se pierden la visión total de la existencia.

Si creo que yo tengo razón y el otro no, el otro siempre se convierte en un enemigo amenazador, y la tensión me destruye a cada paso.

La alegría sencilla pero profunda del Ser, se genera cuando usted suelta las
identificaciones. Eckhart Tolle.

Nadie fue educado para ser feliz. Piensa con qué mensajes fuiste educado.

Observá cómo aún hoy se educa a los niños inculcándoles que tienen que ser alguien en la vida.

Ese ser alguien se relaciona con un título, con una profesión, con una posición social y económica.

No se relaciona con la necesidad de ser feliz. Se relaciona con tener y no con ser.

Con hacer y no con realizarse. Nunca nos dicen “tenés que entender quién sos, tenés que descubrir para qué estás aquí, tenés que hacer lo que viniste a hacer, tenés que ser feliz”.

Vive este momento lo más plenamente posible, y comprenderás que si lo vives plenamente, queda resuelto. No hace falta resolverlo.

La vida no es un problema para resolver, sino un misterio que vivir.  Osho

Aquí y ahora, es todo lo que existe, cuando vivimos en el momento presente, se empieza a crear una realidad diaria, gloriosa, entretenida, pero ilimitada, sin sufrimiento, sin miedo, sin recuerdos que atormentan, nada más que con amor.

Observar lo que realmente somos y vivirlo en plenitud de una vez por todas, dejar de repetir las frases célebres de los grandes seres, y vivirlas en serio.

Deja un comentario